40.- Misioneros: ¿por quién? (Domingo, 4/6/17)

40.- Misioneros: ¿por quién? (Domingo, 4/6/17)

¿Por qué el anuncio del Evangelio? Dice Redemptoris missio: “Respondemos con la fe y la esperanza de la Iglesia: abrirse al amor de Dios es la verdadera liberación. En él, solo en él, somos liberados de toda forma de alienación y extravío, de la esclavitud del poder del pecado y de la muerte” (n.11). Estos son los amplios horizontes y las motivaciones del envío.

Sabemos, sin embargo, que el envío es una cuestión de fe, porque “el misionero nace de la fe, vive de la fe, por ella con gusto trabaja, padece y muere”. Es la fe, la confianza absoluta en la gracia y en la benig-nidad de Dios, la que hace que se extienda el celo apostólico, y que empuje a una persona a transmitirla. Es de Cristo crucificado de quien asume la inspiración y la fuerza de hacer el sacrificio completo de nosotros mismos por el reino de Dios. “El Crucificado nos hace misioneros, y es el crucificado quien debe nutrir en nosotros el amor por las almas. Todo apostolado que no derive del misterio de la cruz es efímero” (Bto. P. Paolo Manna).

¿Por quién ir? Es por amor de Cristo que ha dado su vida por mí y por todos. Si el envío fuera determi-nado por otros motivos sería un gesto y una elección de vida de duración efímera y de poca eficacia. A to-dos nosotros se nos pide que llevemos el amor de Cristo.

 

Don Antonio Evans Martos. Delegado Episcopal de Misiones. Córdoba

Be the first to comment on "40.- Misioneros: ¿por quién? (Domingo, 4/6/17)"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*