40.- El futuro de la misión depende de la contemplación (RMi 91)     (Domingo, 3/6/18)

40.- El futuro de la misión depende de la contemplación (RMi 91)     (Domingo, 3/6/18)

    María es maestra y guía de contemplación, en vistas a madurar y asimilar la Palabra, meditándola en el corazón (cf (Lc 2,19.51):

– Ella contempla sin cansancio, con amor; capta, descubre, medita…; desentraña sentimientos, actitudes, sensibilidades, reacciones…; medita lo que desde el principio la desconcierta: la kénosis, los aparentes silencios de Dios.

– Ella aprende a descubrir en sus rasgos humanos la gloria eterna del Hijo de Dios (Jn 1,14). Todo le lleva a un conocimiento más profundo y comprometedor de su misterio. Todo le impulsa a penetrar en el misterio de Dios-Trinidad (cf Jn 14,9). Nunca dejó de ser discípula, creyente, confiada…; disponible, fiel y alegre…

    Una Iglesia que no fuera contemplativa no sería signo creíble del Evangelio, se le tiene que ver enamorada, seducida, con trato de intimidad, “de la abundancia del corazón habla la boca…”. “no podemos callar” (cf Hch 4,20). “El futuro de la misión depende en gran parte de la contemplación” (RM 91). “El misionero es un testigo de la experiencia de Dios” (RM 91). El mundo de hoy pide testigos más que maestros (cf EN 76).

    María es la “memoria” contemplativa de la Iglesia. ¿Cómo reaccionar ante los grandes problemas, ante el dolor inocente y ante las injusticias perpetradas con arrogante insolencia? María nos enseña a aprender a reconocer en el aparente “silencio de Dios”, la Palabra que resuena en el silencio por nuestra salvación. Hoy se muestra en las nuevas pobrezas materiales, morales y espirituales que la sociedad contemporánea produce. El grito de Jesús en la cruz revela cómo ha asumido sobre sí este mandato.

 

Don Antonio Evans Martos, Delegado Episcopal de Misiones. Córdoba. España

 

PODCAST DE MISION AD GENTES 2017-2018

Be the first to comment on "40.- El futuro de la misión depende de la contemplación (RMi 91)     (Domingo, 3/6/18)"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*