23.- La ayuda a misiones es para la evangelización   (Domingo, 3/2/19)

23.- La ayuda a misiones es para la evangelización   (Domingo, 3/2/19)

El fin primario de la acción de la Iglesia es el anuncio y difusión del Evangelio de Jesucristo. Por eso, la ayuda no la podemos reducir exclusivamente a una obra de civilización humana, a la promoción del “Tercer Mundo”.

La ayuda de los fieles debe destinarse con preferencia prioritaria a la evangelización propiamente tal, a fin de asegurar a toda la comunidad humana, haciéndolos bien visibles, los signos permanentes de la presencia salvadora de Jesucristo, mediante la Iglesia, “sacramento universal de salvación” (AG 1).

Con frecuencia hay que agregar a la actividad evangelizadora iniciativas de apremiante necesidad para la promoción material y cultural de las personas y de los pueblos en fase de desarrollo. Aún en estos casos, es necesario conservar el carácter preeminente del anuncio del Evangelio y de la fundación de las Iglesias locales, de modo que la ayuda técnica o económica aparezca como lógica consecuencia de la predicación de la ley del amor, aprendida en la escuela de Cristo.

De este modo la ayuda prestada por los misioneros se presentará en forma de entrega exquisitamente fraterna, esparciendo así la semilla y abriendo la puerta de la predicación que seguirá allá donde Jesucristo no se ha manifestado todavía en su trascendente plenitud.

Los primeros en colaborar son los sacerdotes, los religiosos y los laicos que desean vivir coherentemente su vocación bautismal.

El espíritu de ayuda que se recomienda y promueve es precisamente el de la Obras Misionales Pontificias, porque nacieron en el seno mismo de una comunidad cristiana para estimular la conciencia misionera de todo el Pueblo de Dios.

Don Antonio Evans Martos. Delegado Episcopal de Misiones. Córdoba. España.

Be the first to comment on "23.- La ayuda a misiones es para la evangelización   (Domingo, 3/2/19)"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*