11.- Pasar de una actitud conservadora a misionera (Domingo, 15/11/15)

11.- Pasar de una actitud conservadora a misionera   (Domingo, 15/11/15)

solanonuevo14Desde el Concilio Vaticano II se ha venido haciendo urgente en la Iglesia pasar de una actitud “conservadora” a una actitud decididamente “misionera”: derribar los muros, dejar atrás la mentalidad de fortaleza asediada, superar hábitos y formas institucionales y culturales que habían perdido dinámica misionera real, corriendo el riesgo de fosilizarse.

Ya desde el Concilio, nuestra sociedad y el hombre de hoy en día han venido requiriendo de la Iglesia un nuevo impulso para salir a su encuentro, para ir ad gentes, hacia nuevos territorios, pueblos y naciones en donde la “plantatio”, la implantación de la Iglesia todavía no ha arraigado; pero también se descubría que había que salir al encuentro de todos los ambientes de la convivencia social sometidos a fuertes ímpetus de secularización y de descristianización.

Y será diez años después de la conclusión del Concilio, cuando la Exhortación Apostólica Evangelii nuntiandi confirme y recentre esta intencionalidad misionera de la Iglesia: “La tarea de la evangelización de todos los hombres constituye la misión esencial de la Iglesia; una tarea y misión que los cambios amplios y profundos de la sociedad actual hacen cada vez más urgentes. Evangelizar constituye, en efecto, la dicha y la vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda. Ella existe para evangelizar, es decir, para predicar y enseñar, ser canal del don de la gracia, reconciliar a los pecadores con Dios, perpetuar el sacrificio de Cristo en la Santa Misa, memorial de su Muerte y Resurrección gloriosa” (n.14)-.

O sea, una Iglesia en estado permanente de misión con su estupenda perspectiva de la evangelización de la cultura y las culturas del hombre por parte de una Iglesia que es “toda entera misionera”, todos y todo en misión evangelizadora.