17.- El Espíritu Santo es el protagonista de la misión (Domingo, 27/12/15)

17.- El Espíritu Santo es el protagonista de la misión (Domingo, 27/12/15)

Antonio2Ante tan magna tarea como se nos presenta, el magisterio del papa Francisco reitera siempre con fuerza lo que ya decía el título del capítulo III de la Encíclica Redemptoris missio: “El Espíritu Santo es el protagonista de la misión”.

Sabemos que la misión no se reduce  a un programa, a una estrategia, y menos aún, a una operación de marketing para hacer más vendible el producto. Muchas veces hay una confianza desproporcionada en nuestros planes pastorales y estrategias misioneras. El papa Francisco nos advierte sobre ese “neopelagianismo” que cuenta sobre todo con nuestros medios humanos. En cambio, es el Espíritu Santo el que nos “primerea”: Él tiene la iniciativa en nuestro corazón, en nuestra vida cristiana, y nos precede también en el corazón de las personas, en las culturas de los pueblos. Va allanando los caminos, marcando los tiempos y los ritmos, indicando las circunstancias por las que la Providencia de Dios hace que el Evangelio llegue al corazón de las personas y lo conmueva, arraigue en las culturas de los pueblos y las transfigure.

“A veces nos parece que nuestra tarea no ha logrado ningún resultado”, sin tener en cuenta que “la misión no es un negocio, ni un proyecto empresarial, no es tampoco una organización humanitaria, no es un espectáculo para contar cuánta gente asistió gracias a nuestra propaganda” (EG 279). Y se cae en el escepticismo, en la resignación, en el cansancio. Por eso “hace falta una decidida confianza en el Espíritu Santo, porque Él ‘viene en ayuda de nuestra debilidad’ (Rm 8,26)”; y estamos necesitados de “invocarlo constantemente” (EG 280), porque somos, realmente, mendicantes de su gracia.