25- El auténtico misionero es un confesor de Cristo (Domingo, 21/2/16)

25- El auténtico misionero es un confesor de Cristo  (Domingo, 21/2/16)

!cid_1_3044139449@web171206_mail_ir2_yahooEl Santo Padre Francisco no se cansa de plantear –y de plantearse- la pregunta decisiva, que incluso plantea a los Obispos italianos reunidos en Asamblea plenaria: “¿Quién es Jesús para mi vida? ¿Cómo ha marcado la verdad de mi historia?” (Discurso a la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Italiana).

“Porque el verdadero misionero, que lo es por ser discípulo –nos recuerda el papa Francisco en la Evangelii gaudium (264-265)- sabe que Jesús camina con Él, respira con Él, trabaja con Él; percibe a Jesús en medio de la tarea misionera”. “Para que sea eficaz, el anuncio de la fe –decía, a su vez, Benecito XVI- debe partir de un corazón que cree, que espera, que ama, un corazón que adora a Cristo y cree en la fuerza del Espíritu Santo” (Discurso de apertura a la Asamblea Eclesial de Roma en la Basílica de San Juan de Letrán).

“No puede haber auténtica evangelización sin la proclamación explícita de que Jesús es el Señor” y sin que exista “un primado de la proclamación de Jesucristo en cualquier actividad de evangelización”, se lee en la Evangelii gaudium (110), retomando textualmente una expresión de la Exhortación apostólica postsinodal Ecclesia in Asia, de san Juan Pablo II.

Nuestro anuncio evangelizador –nos enseña el magisterio del papa Francisco- tiene incluso que partir siempre y comunicar lo que es centralidad esencial del Evangelio, su núcleo fundamental y resplandeciente, o sea, “la belleza del amor salvífico de Dios manifestado en Jesucristo muerto y resucitado” (EG 36). Es este acontecimiento “lo más bello, lo más grande, lo más atractivo y a la vez lo más necesario. La propuesta se simplifica, sin perder por ello profundidad y verdad, y así se vuelve más contundente y radiante”, nos dice el papa Francisco. “Una pastoral en clave misionera no se obsesiona por la transmisión desarticulada de una multitud de doctrinas que se intenta imponer a fuerza de insistencia” (EG 35).