34.– Dialéctica entre el centrarse y descentrarse (Domingo, 24/4/16)

35.- Dialéctica entre el centrarse y descentrarse (Domingo, 24/4/16)

montaje17Hay en el magisterio del papa Francisco como una dialéctica entre el centrarse y el descentrarse, que es importante tener en cuenta para los discípulos misioneros.

-Más descentrados de uno mismo, de la propia soberbia autonomía, de la presunta autosuficiencia; y más centrados en Cristo, siempre renovado el encuentro personal con el Señor, en conversión para “sentir como Cristo, pensar como Cristo, vivir como Cristo”.

-Más descentrados de la “conciencia aislada”, en una sociedad que rompe todos los vínculos y favore-ce el individualismo; más centrados en la pertenencia al misterio de comunión y la construcción de una cul-tura del encuentro.

-Más descentrados por estar lanzados hacia todas las fronteras geográficas, sociales, culturales, exis-tenciales; y a la vez más centrados en la pertenencia a Cristo, como miembros de su Cuerpo y ciudadanos del pueblo de Dios.

“La posición del discípulo misionero –enseña el papa Francisco en la entrevista concedida al Director de La Civiltá Cattolica- no es una posición de centro, sino de periferias: vive tensionado hacia las periferias […]. Habitualmente tenemos miedo a salir del centro. El discípulo misionero es un des-centrado: el centro es Jesucristo, que convoca y envía”.