35.- “Des-centrarse”, y “centrarse” en las periferias (Domingo, 1/5/16)

35.- “Des-centrarse”, y “centrarse” en las periferias (Domingo, 1/5/16)

cuerpo1En unas declaraciones recientes, del 23 de febrero de 2015, a un boletín de una parroquia de una “villa miseria” en Buenos Aires, el papa Francisco se explicaba así:

“Cuando hablo de periferia hablo de límites. Normalmente nosotros nos movemos en espacios que de alguna manera controlamos. Ese es el centro. Pero a medida que vamos saliendo del centro, vamos descu-briendo más cosas. Y cuando miramos el centro de esas nuevas cosas que descubrimos, desde nuestros nuevos puestos, desde esa periferia, vemos que la realidad es distinta. Una cosa es ver la realidad desde el centro y otra cosa es verla desde el último lugar a donde vos llegaste. Un ejemplo. Europa, vista desde Ma-drid en el siglo XVI era una cosa, pero cuando Magallanes llega al fin del continente americano y mira a Eu-

ropa, desde ahí entiende otra cosa. La realidad se ve mejor desde la periferia que desde el centro. También la realidad de una persona, de las periferias existenciales e incluso la realidad del pensamiento. Tú puedes tener un pensamiento muy armado, pero cuando te confrontas con alguien que está fuera de ese pensa-miento, de alguna manera tienes que buscar las razones del tuyo, empiezas a discutir, te enriqueces desde la periferia del pensamiento del otro”.

Cuando se rompe esa dialéctica entre el centrarse y des-centrarse, pierden la fe y la misión.