37.- Se trata de encarnar la fe cristiana en la cultura popular (Domingo, 15/5/16)

37.- Se trata de encarnar la fe cristiana en la cultura popular (Domingo, 15/5/16)

Dios revelado en JesúsSer evangelizadores es convivir con la gente, gozar en su compañía, acompañar a las personas en el entramado de su vida, compartir sus sufrimientos y esperanzas, apreciar su historia, cultura, sabiduría y re-ligiosidad.

Este es el principio fundamental de toda inculturación del Evangelio para la evangelización de las cultu-ras y manifestar así la catolicidad, una y plural, de “un pueblo con muchos rostros” (EG 90). Y cuando se ha ido logrando, para bien, la conformación de una “cultura popular evangelizada”, la pasión por ese pueblo exige un positivo respeto y cultivo de su religiosidad popular, que es “encarnación de la fe cristiana en una cultura popular” (EG 68).

“En la piedad popular, por ser fruto del Evangelio inculturado, subyace una fuerza activamente evange-lizadora que no podemos menospreciar: sería desconocer la obra del Espíritu Santo. Más bien estamos lla-mados a alentarla y fortalecerla para profundizar el proceso de inculturación que es una realidad nunca acabada. Las expresiones de la piedad popular tienen mucho que enseñarnos y, para quien sabe leerlas, son un lugar teológico al que debemos prestar atención, particularmente a la hora de pensar la nueva evan-gelización” (EG 126).

Por eso, el recorrido del Papa en su automóvil por la plaza de San Pedro, todos los miércoles, gozando con la gente, abrazando a los suyos. Haciendo fiesta, no es un prolegómeno a la catequesis, sino parte fun-damental de la evangelización y modelo de evangelización.