40.- La búsqueda de los más alejados (Domingo, 5/6/16)

40.- La búsqueda de los más alejados (Domingo, 5/6/16)

solanonuevo14Es muy claro que el pontificado del papa Francisco despliega un corazón misionero especialmente ha-cia los alejados de la Iglesia. Se trata de salir a buscar las 99 ovejas que se han perdido y no quedarse con la sola oveja que está en el recinto. Las proporciones de esta parábola se han invertido enormemente. El Santo Padre conduce a la Iglesia a salir de sí misma e ir a las periferias, no sólo a las geográficas, sino también a las periferias existenciales, allí donde Dios parece “ausente” y está en juego la vida de la persona. Y esta misión ad gentes que privilegia a los “lejanos” está animada por la misericordia. Estamos urgidos por el papa Francisco a ir al encuentro de los otros, sin excluir a nadie –el amor de Dios no excluye a nadie-, sin poner precondiciones morales a ese encuentro, sin temores; pero, por cierto, sin negociar la propia perte-nencia ni la misión de anunciar el Evangelio de Jesucristo. Mantener viva la solicitud “por el anuncio a los que están alejados de Cristo […] es la tarea primordial de la Iglesia” (EG 15).

El papa Francisco no hace otra cosa que lo que hacía Jesús, cuando acogía a pecadores, publicanos y prostitutas, provocando el “escándalo” de los “bien-pensantes”, de los fariseos hipócritas y formales. Por eso, el Papa se refiere con frecuencia a la parábola del Padre misericordioso, que espera al hijo pródigo con los brazos abiertos, sin pedirle previa rendición de cuentas (cf. Lc 15,11-32).