43.- Un amor preferencial por los pobres (Domingo, 26/6/16)

43.- Un amor preferencial por los pobres (Domingo, 26/6/16)

misionesnuevo1Los pobres son los destinatarios privilegiados del amor de Dios y de la misión de la Iglesia y, a la vez, fuerza evangelizadora. No ha habido, en documentos de la Iglesia, un desarrollo sistemático más profundo sobre el amor preferencial a los pobres que en Aparecida y en Evangelii gaudium (186-216). Se trata, pues, de ratificar y potenciar muy concretamente esta “opción preferencial”, propia de discípulos y testigos de un Dios que, rico, se hace pobre hasta lo inverosímil y se identifica especialmente con los pobres, enfermos y excluidos, que son como la “segunda eucaristía del Señor”, expresando en su carne las llagas del Señor.

Tener los mismos sentimientos de Jesús implica escuchar el clamor de los pobres, compartir sus sufri-mientos, identificarse con ellos, salir al encuentro de sus necesidades, ser solidarios con ellos, luchar por todo lo que los dignifique y libere. De lo que hemos hecho por ellos seremos juzgados.

Como san Francisco –dijo el Papa en su homilía en Asís-, no hay que separar nunca “la imitación de Cristo y el amor a los pobres”, para que éste no se desgaste en moralismos y meros asistencialismos (¡la Iglesia reducida a ONG!) o quede constreñido según criterios políticos. No hay nada de pauperismo ideoló-gico en Francisco, ¡sólo Evangelio! Las imágenes de papa Francesco que lava los pies en la cárcel de me-nores de Roma, que encuentra a los migrantes en Lampedusa –los vivos y los muertos-, que abraza a los tóxico-dependientes en el hospital de Río de Janeiro, que visita la favela de Varginha, que privilegia encuen-tros con refugiados, que dedica todo el tiempo necesario para estar con los enfermos, que visita a las gen-tes filipinas azotadas por el tifón… nos muestran el Evangelio vivido, el abrazo de la caridad, el don conmovido de sí.