29.-INVITACIÓN A LA ANIMACIÓN MISIONERA A LA IGLESIA EN EUROPA I.

29.- Invitación a la animación misionera a la Iglesia en Europa I      (17-03-24).

Colaboración semanal en clave misionera de Don Antonio Evans Martos, Delegado misiones en Córdoba. España (curso 2023-24).

 

La última exhortación apostólica continental es la que se refiere a Europa. Siendo la última de la serie y tratándose del Continente que más ha aportado, hasta ahora, a la misión universal, no es de extrañar que el tema de la evangelización «ad gentes», de parte de las Iglesias particulares, quede explicado con más amplitud. A pesar de algunos signos negativos sobre la situación religiosa europea, se insta a redescubrir la misión, precisamente en vistas a un nuevo resurgir espiritual y apostólico.

 

La acción misionera de las Iglesia particulares debe fundamentarse en el anuncio sin ambigüedades de la unicidad de Cristo como Salvador y Mediador universal: «Las Iglesias particulares… profundizando su propia dimensión misionera, deben dar constantemente testimonio de que Jesucristo es el único mediador y portador de salvación para la humanidad entera: sólo en Él la humanidad, la historia y el cosmos encuentran su sentido positivo definitivamente y se realizan totalmente; Él tiene en sí mismo, en sus hechos y en su persona, las razones definitivas de la salvación; no sólo es un mediador de salvación, sino la fuente misma de la salvación» (EEu 20).

Este anuncio debe presentar, al mismo tiempo, cómo los valores evangélicos enraízan en la cultura y en la historia: «La misión de cada Iglesia particular en Europa es tener en cuenta la sed de verdad de toda persona y la necesidad de valores auténticos que animen a los pueblos del Continente… Se trata de emprender una articulada acción cultural y misionera, enseñando con obras y argumentos convincentes cómo la nueva Europa necesita descubrir sus propias raíces últimas» (EEu 21).

Para conseguir el objetivo de una «acción misionera armónica», es necesario llegar a una comunión eclesial efectiva entre las diversas instituciones eclesiales. Entonces las Iglesias particulares serán el reflejo de la vida trinitaria: «Ante las insistentes tentaciones de división y contraposición, la diversas Iglesias particulares en Europa, bien unidas al Sucesor de Pedro, han de esforzarse en ser verdaderamente lugar e instrumento de comunión de todo el Pueblo de Dios en la fe y en el amor… se esfuercen en realizar una pastoral que, valorando todas las diversidades legítimas, fomente una colaboración cordial entre todos los fieles y sus asociaciones; promuevan los organismos de participación como instrumentos preciosos de comunión para una acción misionera armónica, impulsando la presencia de agentes de pastoral adecuadamente preparados y cualificados. De este modo, las Iglesias mismas, animadas por la comunión, que es manifestación del amor de Dios, fundamento y razón de la esperanza que no defrauda (cfr. Rom 5, 5), serán un reflejo más brillante de la Trinidad, además de un signo que interpela e invita a creer (cfr. Jn 17, 21)» (EEu 28).

 

Don Antonio Evans Martos. Delegado Episcopal de Misiones en Córdoba-España.

Sé el primero en comentar en «29.-INVITACIÓN A LA ANIMACIÓN MISIONERA A LA IGLESIA EN EUROPA I.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.