36.- LA ESPIRITUALIDAD MISIONERA ES PARTE INTEGRANTE DE LA VIDA CONSAGRADA.